Techos Vivos Artigas

Nuevo jardín transitable para una familia que necesitaba espacio verde. Para comprobar la efectividad de nuestras membranas hicimos 2 estanques. Uno de ellos con forma de herradura y un largo de 2.5 metros. En ellos habitan pequeños peces y renacuajos que controlan la población de mosquitos.
La terraza presentaba múltiples volúmenes debido a la cantidad de respiraderos claraboya y 2 tanques de agua, uno de ellos inservible. Para reducir los volúmenes, unificamos los respiraderos y la claraboya de un sector y los transformamos en espacio de estar con asientos y un estanque de fondo para que funcione como freno a la cornisa de la terraza. El tanque lo cortamos y convertimos en varios canteros. La molesta columna de este la angostamos. Dejamos la parte mas alta para que sea el apoyo del futuro techo de la pérgola y usamos los laterales de esta columna para recibir, por un lado, asiento y por los otros 2 canteros.